Hacer una pausa y respirar

15.04.2019

Muchas veces a lo largo del día nos movemos en piloto automático y reaccionamos ante los diferentes estímulos que se presentan como si fuera imposible relacionarnos con ello de una manera diferente. Pero hay una manera diferente de vivir las conversaciones en las que estamos, los pensamientos que nos llegan a la cabeza, las emociones que se presentan sin avisar o las situaciones imprevistas que nos trae la vida.


Podemos empezar por hacer una parada de vez en cuando y respirar y observar lo que ocurre, en el cuerpo y sus sensaciones, en la mente y sus pensamientos, en el corazón con sus emociones...

No con el ánimo de tener que arreglar nada sino notar lo que esta ocurriendo interiormente. No se trata de hacer las cosas bien, mejor, sino de abrirse a lo que hay ahora, lo que es, la realidad de las cosas.

Hacer esto consciente te saca del círculo de la inconsciencia, te trae al presente y ayuda a relajarte.

Quizás descubras que tienes los hombros levantados, la mandíbula apretada o el cuerpo tenso; quizás sencillamente sientas hambre o necesites descansar, o quizás baste con que recuerdes la necesidad de regresar al presente.

la Práctica Mindfulness que te sugiero para esta semana es la de: 

STOP

Durante el día, cuando te sientas tenso o alterado, disponte a realizar un momento de STOP

S= Stop, me detengo...

T= Tomo aire, respiro...

O= Observo...cuerpo, pensamientos, emociones...

P= Prosigo con lo que estaba, continuo desde la consciencia.


Te deseo una feliz práctica y una feliz semana.

Eduardo Solarte (Profesor de yoga, meditación y consultor de Mindfulness Transpersonal)

Entrenamiento Mindfulness -programa 10 semanas-

www.EduardoSolarteYoga.com