Mindfulness: El dolor no es lo mismo que el sufrimiento

21.01.2019

"El dolor es inevitable, el sufrimiento es opcional". -Buda-

Cuando sucede algo que no nos gusta nos oponemos a ello automáticamente o bien huyendo o bien confrontándolo.

Esta evitación puede tomar muchas y sutiles formas como la negación, racionalización, quitar importancia, represión de los sentimientos que nos provoca, etc...

Esto es lo natural, pues todos los seres vivos llevamos el programa de supervivencia de evitar lo que nos hace daño y aproximarnos a lo que nos favorece. El problema radica cuando se nos presenta lo inevitable y no nos queda mas remedio que afrontarlo. Cuando esto ocurre negarlo pelearnos con ello solo hace que se añada una carga suplementaria al dolor inevitable, a esta carga es lo que llamamos SUFRIMIENTO, carga que se convierte en un obstáculo a la posible solución de la situación que podría venir de una mente mas calmada y lúcida, y que nos llevaría a una acción concreta que nos alivie.

Por ejemplo si a mí me golpean o me hieren, sentiré dolor. Si a mí me abandona mi pareja, sentiré de forma irremediable un dolor por esa ausencia.

Sin embargo, el sufrimiento hace referencia a esa carga emocional negativa que cargamos en nuestra mochila durante un tiempo excesivo. Puedo, por ejemplo, sufrir por esa separación o ese abandono durante un tiempo limitado: el que dure el proceso del duelo por el abandono de mi pareja. Si lo alargo más allá de ese periodo, estaré añadiendo una carga adicional de sufrimiento

Evitar el sufrimiento inútil puede consistir en tomar conciencia de que estas añadiendo una carga adicional, en elegir dar un paso atrás y tomar una cierta distancia emocional e intentar ver las cosas desde otra perspectiva. El dolor es algo físico e inevitable, pero el sufrimiento es mental, es una elección, depende de nosotros, de nuestros pensamientos y emociones.

A través del Mindfulness,  puedes entrenarte en ser cada vez mas consciente de que estas añadiendo una carga emocional al dolor y abrir un espacio de donde pueda venir una respuesta consciente que quizás pueda traer una solución a esa situación o que simplemente te ayude a llevar de una mejor manera el dolor.



Esta semana te propongo la práctica de esta Píldora Mindfulness:

          Paso atrás

Práctica varias veces al día el "paso atrás". Es decir retrocede un paso, bien sea simbólica o incluso físicamente, y observa como tu mente-cuerpo, siente, piensa y actua. Es decir, detente y retrocede en la visión de tu persona. Respira, reconoce y prosigue.

Situarnos en el observador supone tomar cierta distancia de lo observado. Romper el hechizo de la identificación con lo que "nos" pasa, para darnos cuenta de que no somos eso, sino el observador de eso.


Espero que te haya sido de utilidad este artículo. Que pases una feliz semana.

Eduardo Solarte

Entrenamiento Mindfulness -programa 10 semanas-

www.EduardoSolarteYoga.com