Que No es meditación

15.10.2018

Algunas veces para comprender más claramente un tema te puede ayudar tener claro que no es, por lo menos así fue en mi caso y quiero compartirlo contigo.



- La meditación no es dejar la mente en blanco. Se trata de darnos cuenta de lo que está haciendo la mente en cada momento.

En vez de intentar eliminar los pensamientos se trata de ser conscientes de ellos y llegar a comprender que son solo eso y no la verdad del mundo que nos rodea.

De esta manera dejamos en paz a nuestros pensamientos irracionales en vez de perpetuarlos queriendo que se vayan de ahí. Ya sabes el dicho "a lo que te resistes persiste".

Se trata de atender a todo lo que acontece para desarrollar una conexión más profunda contigo mismo y con la vida.

- La meditación no es una técnica de relajación, aunque se apoya en ella, sino lo que pretende es ampliar tu nivel de consciencia habitual (que te des cuenta de mas cosas) de manera que con la práctica accedas a una profunda sabiduría interna y desde esa sabiduría puedas responder con libertad, en vez de reaccionar automáticamente ante los acontecimientos externos o internos.

-La meditación no es apartarte de la vida ya que te pone en sintonía con el Ser profundo de los demás ayudándote a sentirte más interrelacionado.

Según vayas transfiriendo los beneficios de tu práctica al día a día te harás más consciente, más cercano, serás más colaborativo y más compasivo contigo mismo y con el mundo que te rodea.

-La meditación no es buscar un estado de santidad o un estado plancentero de paz.

Es cierto que de vez en cuando surgen estados agradables, pero estos vienen y van, y como dice el principio budista de la Impermanencia en este mundo todo está sujeto a la ley del cambio incluyendo nuestras experiencias agradables y desagradables.

Así que no es un fracaso experimentar sensaciones "desagradables" como la tristeza, el enfado, la impotencia, la apatia, la frustración, es tan solo una experiencia más. Lo importante es desde donde estas observando esa experiencia.

-La meditación no es rehuir el dolor, sino aumentar tu capacidad para estar con el hasta notar que tu sufrimiento viene de tu resistencia al dolor y no del dolor mismo.

Se trata de aprender a estar con el dolor abriéndote a él y no oponiéndote, quejándote o tratando de evitarlo.

-La meditación no es ningún dogma ni religión, y no se pelea con ningún tipo de creencia sino que incluso puede servir de herramienta para ellas.

-La meditación no solo es para gente espiritual que viva en un monasterio en seclusión sino que es para cualquier ser humano, no tienes que ser nadie especial.

Simplemente se trata de recordar tu Ser esencial y la capacidad de estar presente, algo que podemos hacer todos.

No se adquiere nada nuevo, pero si se va recordando la verdad de lo que eres, volviendo a tu naturaleza esencial que las distracciones de la vida y la cultura aprendida nos hicieron olvidar. Es un camino de vuelta al hogar.


Espero que te haya servido de ayuda y te deseo una feliz semana.

www.EduardoSolarteYoga.com